Se han aprobado modificaciones en la normativa vigente en Cataluña para regular las tiendas oscuras o tiendas fantasma, estableciendo nuevas condiciones para su funcionamiento.

Imagen relacionada de aprobados cambios en la ley de comercio para regular las tiendas oscuras en cataluna

En Cataluña se han aprobado cambios en la Ley de Comercio para regular las llamadas tiendas oscuras o tiendas fantasma, que han aparecido a raíz del incremento del comercio en línea.

Estos establecimientos venden sus productos a través de internet y los distribuyen mediante repartidores.

El nuevo redactado define lo que se entiende por tienda oscura y establece las condiciones que deben cumplir estos establecimientos para ajustarse a la normativa vigente.

Las tiendas oscuras deben contar con una zona de espera para los vehículos encargados de las entregas, así como con una zona de estancia para los repartidores en su interior.

Además, tienen prohibido realizar entregas a los clientes finales entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana, a excepción de productos de alimentación y gran consumo.


Los operadores de comercio en línea están obligados a ofrecer puntos de recogida y devolución dentro de un radio máximo de 500 metros respecto a la dirección proporcionada por el cliente, salvo en el caso de productos de alimentación y gran consumo.

Además de las normas generales establecidas por la legislación, los ayuntamientos pueden especificar requisitos adicionales, como el tamaño de las zonas de espera o de estancia (el cual solo tiene un mínimo establecido por la ley), o reducir la franja horaria en la que está prohibido realizar entregas.

En cuanto a los puntos de recogida y devolución, los gobiernos municipales deben definir su ubicación específica, ya que los 500 metros marcados en la normativa pueden ser reducidos a discreción.