El Consejo de Administración del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide ha aprobado ayudas por valor de 30 millones de euros para la formación de colectivos vulnerables en Euskadi.

Imagen relacionada de ayudas economicas de 30 millones para formacion en euskadi

En Euskadi, la inversión en el capital humano, tecnológico y de equipamiento de las empresas vascas también cobra relevancia en la convocatoria de diversas subvenciones.

El Vicelehendakari y consejero de Economía, Trabajo y Empleo, Mikel Torres, ha presidido hoy su primer Consejo de Administración del Servicio Público de Empleo.

El Consejo de Administración del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide ha aprobado en su reunión de hoy ayudas económicas por valor de 30 millones de euros poniendo especial atención en la formación de los colectivos de atención prioritaria y vulnerables.

En el primer Consejo de Administración del servicio público presidido por el Vicelehendakari y consejero de Economía, Trabajo y Empleo, Mikel Torres, se ha dado luz verde, además, a diversas convocatorias con las que pretende favorecer la inversión en el capital humano y tecnológico de las empresas de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

El objeto de estas ayudas se centra en el desarrollo de itinerarios individualizados para personas desempleadas mayores de 45 años y personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión.

Estos proyectos combinan acciones de diferente naturaleza, tales como orientación laboral, formación y adquisición de competencias, inserción y generación de puestos de trabajo.

Todo ello fortaleciendo la igualdad efectiva y la no discriminación en el acceso al empleo.

Se trata, por tanto, de facilitar a la población más necesitada la oportunidad de una experiencia laboral que, unida a actividades formativas y un acompañamiento individualizado, desemboque en una inserción laboral más estable.

La convocatoria cuenta con una dotación de 11,5 millones de euros para 2024 y 2025, y pretende continuar dando respuesta al camino marcado por las leyes de Empleo y del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y para la Inclusión.

Esta exitosa iniciativa permitió en 2023 la puesta en marcha de 44 proyectos, 17 de ellos dirigidos a personas mayores de 45 años y otros 27 a personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión.

En concreto, se atendió a 437 personas, 200 mujeres y 237 hombres.

Lanbide ha aprobado también incrementar en 3,3 millones de euros las ayudas destinadas al desarrollo de proyectos singulares de inserción e innovación socio-laboral.


De esta forma, serán 10,3 millones los recursos económicos destinados a esta convocatoria centrada en personas trabajadoras ocupadas y desempleadas con dificultades de acceso al empleo o a su mantenimiento.

El objeto de esta convocatoria es ayudar a las entidades de formación profesional para el empleo a financiar la inversión en dotaciones de infraestructura innovadoras en sus instalaciones ubicadas en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Se quiere favorecer que las acciones formativas se impartan con garantías de calidad, actualización y eficacia, y que estén adaptadas a la realidad tecnológica de las empresas y a los medios de producción con los que trabajan.

De tal manera que la formación subvencionada por el Servicio Vasco de Empleo responda a las necesidades reales del mercado, favoreciendo la competitividad de las empresas y la inserción laboral de las personas trabajadoras.

Además, el consejo ha aprobado destinar, durante 2024 y 2025, 3,2 millones de euros a la realización de acciones estratégicas de formación programadas por empresas de la Comunidad Autónoma de Euskadi dirigidas a la mejora de las competencias y cualificaciones de sus personas trabajadoras.

Estas acciones formativas deberán estar directamente vinculadas al proyecto de la empresa y estar soportadas en un diagnóstico de necesidades que exprese la prioridad de las acciones presentadas y las personas trabajadoras a quienes se dirigen.

Esta convocatoria pretende favorecer el desarrollo de actuaciones formativas novedosas en sectores de alta demanda de profesionales especializados, con una dotación de un millón de euros y dirigidas prioritariamente a personas desempleadas.

Las empresas pueden solicitar la subvención para formación en sectores como la logística, el desarrollo informático, las industrias creativas, las actividades físicas y deportivas, así como la atención sociosanitaria.

En resumen, Lanbide ha destinado una inversión total de 30 millones de euros para diferentes acciones de formación y empleo en Euskadi, con el objetivo de mejorar las competencias laborales de los colectivos prioritarios y vulnerables, así como fomentar la innovación y la inserción laboral en la comunidad.